pencil ilustradores
facebook twitter googlePlus linkedin youtube vimeo instagram flickr pinterest rss
Todas las novedades

Tortuga Miope y Bestia Parda, ganadoras de LuchaLibro Valladolid 2017

Ronda tras ronda los ilustradores y escritores luchadores enmascarados afilaron ingenio y lapiceros hasta la gran final de la primera edición de LuchaLibro Valladolid, certamen de improvisación literaria, celebrada en el Paraninfo de la Universidad de Valladolid. Tras una dura contienda entre inmensos talentos, las ganadoras fueron Tortuga Miope (en la modalidad de escritores) y Bestia Parda (en la categoría de ilustradores). Su premio será la publicación de un libro a cuatro manos por parte del Centro Buendía, coordinado por la agencia Pencil Ilustradores con el aval de Nórdica Libros y la colaboración de la Universidad Permanente Millán Santos y el Servicio de Publicaciones de la UVA.
El Paraninfo de la Universidad de Valladolid lució espectacular, convertido en cuadrilátero literario ante un público enfervorecido, la tarde del viernes 21 de abril tal y como prometieron los organizadores de LuchaLibro Valladolid, el Centro Buendía y Pencil Ilustradores. Con atronadora música mexicana de fondo y un histriónico árbitro, ataviado con la protocolaria pajarita negra, un total de 16 luchadores de toda España (8 escritores y 8 ilustradores) dejaron en el ring hasta su última gota de tinta en una emocionante velada dentro de la programación de la UVA con motivo del Día del Libro

Los luchadores fueron eliminándose hasta la doble gran final, que enfrentó a Heisenberg vs. Bestia Parda (Ilustradores) y a Tortuga Miope vs. Hurricane Carver (escritores). La dinámica era conocida de sobra por el público fiel que abarrotaba el Paraninfo desde primera hora de la tarde: componer un cuento o ilustración con 3 elementos nuevos por lucha en cinco minutos. Quienes salieran victoriosos en las categorías en lucha (escritores e ilustradores) levantarían el cinturón de campeones y verían publicado su libro por la el Centro Buendía de la Universidad de Valladolid.

El responsable del veredicto fue el severo jurado compuesto por Silvia Salgado y Susana Sánchez, editoras en Nórdica Libros (uno de los sellos independientes de mayor peso en España y Latinoamérica); Jesús Redondo, conocido mundialmente por ilustrar a uno de los mejores luchadores de la Historia (El Capitán Trueno); Carlos Aganzo, poeta y director del periódico decano de la prensa española (El Norte de Castilla); Cinta Arribas, uno de los valores en alza de la ilustración de Valladolid y autora del cartel de esta convocatoria; y José Ramón González, vicerrector de Internacionalización y Política Lingüística de la Universidad de Valladolid.





La primera final enfrentó a los ilustradores, quienes se las tuvieron que ver con un croissant, un kimono y Bob Esponja. El público aulló, al estilo de la lucha libre mexicana, y los luchadores sudaron más de la cuenta bajo sus máscaras. Solventaron la prueba con nota y el jurado pidió tiempo para un debatido fallo que acabó dando como ganadora a Bestia Parda, tras la que se encontraba la madrileña Carmen Bueno. La camaradería vivida durante la tarde se plasmó cuando su rival, Heisenberg (Fernando Pérez), alzó su puño triunfal.

Tampoco lo tuvieron fácil los escritores. Se las vieron con un brócoli, un funambulista y una sábana. Y, una vez más, salvaron los elementos con la precisión de ágiles saltadores de obstáculos (o de funambulistas). En una final entre escritoras vallisoletanas, finalmente Hurricane Carver (Carmen Gómez) acabó despojándose de su máscara mientras Tortuga Miope (Laura Barciela) alzaba su cinturón de campeona.

Asimilada la victoria, las ganadoras coincidieron en señalar el cronómetro como su mayor dificultad. "Suelo escribir más relajada, con todo el tiempo del mundo", apunta Tortuga, quien también destaca "la presión de redactar ante público, pendiente de lo que aparece en la pantalla, sin apenas opción de corregir".





Superado el trago inicial, la escritora señala que en la gran final "ya estaba mucho más tranquila que en la primera ronda, porque me tocó abrir la tarde y ser la primera en romper el hielo. Una vez superado el miedo al bloqueo, me relajé y disfruté del juego". En el combate decisivo, "la idea se me ocurrió de golpe, por lo que fluyó mejor que en las fases anteriores".

Otro reto nada desdeñable, comenta Bestia Parda, "ser capaz de que estuviera lo suficientemente bien para los espectadores porque, además del poco tiempo, los elementos eran complicados de integrar. En eso consiste, claro".

Una vez pasados los sudores, con el cinturón en la mano, las ganadoras coinciden en su incredulidad inicial. "No me lo esperaba. Vine a disfrutar y me voy con un tremendo subidón". Ahora tienen ante sí un desafío mayor, articular juntas un libro de relatos ilustrados que verá la luz en unos meses de la mano del Centro Buendía y el Servicio de Publicaciones de la UVA, el buen hacer de la agencia Pencil Ilustradores y el aval de Nórdica Libros. Sus páginas harán buen el lema del certamen: Tus palabras son más fuertes que tus puños.




GuardarGuardarGuardarGuardar